Seguridad Vial en Familia

¿Quieres que Seguridad Vial en Familia de una charla en tu colegio, asociación, tienda, ect...?
Solo tienes que llamarnos al 669479989 o envía un email a seguridadvialenfamilia@gmail.com.

martes, 27 de diciembre de 2016

Resumen del año 2016

A unas horas de acabar este año 2016, desde Seguridad Vial en Familia queremos hacer un resumen de todo lo que hemos ido haciendo durante el año.
Acabamos 2016 con 38 charlas/talleres de Seguridad Vial para las familias, muchas en el archipiélago Canario pero también estuvimos en la península, en Madrid y Valladolid difundiendo el mensaje de la seguridad para los más pequeños. Desde aquí agradecer a todas esas familias que han acudido a alguna de esas charlas. También hemos impartido talleres de Seguridad Vial en centros escolares y para personal sanitario. 

Fuimos elegidos Ciudadano Ponle Freno , de la Fundación Atresmedia, donde  gracias a la votación popular se hizo eco de nuestro trabajo. Fue un momento muy importante ya que conseguimos, aunque muy por encima, hablar de los sistemas de retención infantiles acm en el Senado y aunque sólo fue una breve mención, una vez acabada la ceremonia fueron bastantes las personas y personalidades que se acercaron hacia mi para que les hablase más en profundidad de la seguridad a contramarcha. 




Durante todo el año hemos luchado por difundir la única seguridad posible en el coche para los niños menores de 4 años: Ir de Espaldas a la marcha. Nos han publicado artículos en la revista de la DGT, en la Prensa, hemos acudido a programas de radio y televisión para hablar de Seguridad Infantil, de Seguridad A Contramarcha.

Tuve el inmenso placer de ser parte integrante del equipo de la campaña NI UN PEQUE MAS EN PELIGRO, desde donde se lanzaron dos campañas de información a nivel nacional, que fueron Trending Topic en las redes sociales y que llegó a muchísimas familias, deseosas de información veraz y contrastada en lo que concierne a la Seguridad Vial de sus hijos.

Como miembro de la Carta Europea de Seguridad Vial tuve el  privilegio de ser finalista en los premios de Excelencia Europea en Seguridad Vial, donde nuevamente pusimos el foco en la Seguridad a Contramarcha. 

Y para que ninguna familia vuelva a sufrir lo que han sufrido los padres de  Gabriel, no dejes de firmar aquí: Obligatoriedad de las sillas acm

No quiero acabar sin darle las gracias a los verdaderos precursores de Seguridad Vial en Familia: Mi mujer e hijo que son el motor de mi vida. Agradecer a todo el equipo de NI Un Peque Más en Peligro por todo el trabajo que hicimos , a Diana G Marugan  por hacer llegar el mensaje de la Seguridad a los medios de comunicación y a la verdadera artífice de que hoy en España cada vez haya más niños viajando de espaldas a la marcha: Cristina Barroso, que siempre está cuando necesito consejo. Gracias a todos. 
Nos vemos en 2017.

domingo, 11 de diciembre de 2016

No bajemos la guardia

Desgraciadamente, desde el inicio del mes de noviembre hasta estos días finales del años 2016, nos estamos encontrando con accidentes de Tráfico con consecuencias fatales en menores de edad. El 1 de noviembre un bebé de 4 meses fallecía al salir de la vía el vehículo que conducía su madre . En la isla de Fuerteventura y tras una brutal colisión frontal fallecía una niña de 4 años ( y no de 9 como dice el artículo). Hace unos días despertábamos con la terrible noticia de la familia que cayó por el barranco y donde falleció el bebé de un año  aparte de dos miembros mas de la familia. Y en Huelva, en otra colisión frontal fallecía un bebé de 20 meses

No podemos bajar la guardia, no podemos seguir sumando victimas de niños en accidentes de trafico. Algunos de los niños iban sin SRI, otros con SRI a favor de la marcha, Desde Seguridad Vial en Familia abogamos y difundimos que la manera más segura de llevar a un menor de 4 años es siempre de espaldas a la marcha. 
No podemos bajar la guardia con la seguridad de los más pequeños. Somos los padres los encargados de vigilar el correcto uso y funcionamiento de los sistemas de retención infantiles que usan nuestros pequeños. Debemos cerciorarnos siempre antes de iniciar la marcha que tanto el niño esté perfectamente abrochado en su silla y que esta esté perfectamente instalada en el coche.
No podemos bajar la guardia, hay que enterrar  actitudes tales como:  " Es que voy al lado, no hace falta que lleve silla", "Llevo 30 años de carnet y nunca me ha pasado nada" "Yo controlo"...
La seguridad infantil es nuestro deber y una obligación como padres. 

miércoles, 26 de octubre de 2016

Difundiendo la Seguridad a contramarcha.

En estas dos ultimas semanas hemos colaborado para la difusión del mensaje de la seguridad vial en diferentes canales de difusión.
Primero fue en la Televisión Canaria colaborando con el reportaje acerca de Taxi Bebé



Y junto a  mi amiga Elsa Marrero he colaborado para este video de su canal de Youtube: 


Y en cartera mas colaboraciones...
Recuerda, el camino de la seguridad es ir de espaldas a la marcha.

domingo, 9 de octubre de 2016

Entrevista a Taxi-Bebé

Hace ya un año que entrevistamos a Paco, de Taxi Bebé  y como lo prometido es deuda, os traigo la entrevista que le hicimos , donde nos cuenta sus inicios, el porqué de esta preciosa iniciativa y alguna que otra anécdota...espero que os guste


¿Cuando empieza Taxi-Bebé?
Hace diez años, justo desde que  compramos el taxi, con 7 plazas y con capacidad para llevar los dispositivos de retención infantil.
¿Y por qué Taxi Bebé?
La verdad es que por amor, por amor a mis nietas. Y si en mi coche particular yo me obligaba a llevar a mi nieta en su silla de seguridad, no entendía por qué en el taxi  iba a ir ella sin  proteger. Opté por comprar otra silla y así teníamos una en mi coche particular y otra en el taxi, ya que yo muchas veces la recogía del colegio, la llevaba al parque, la llevaba a pasear en el taxi , ect y en el taxi no iba a ir sin seguridad. Y como ya la tenía en el taxi, decidí que los demás niños también debían de usarla.
No fue fácil, mucha gente se extrañaba e incluso algunos no querían perder el tiempo colocando la silla diciéndome que no hacía falta, que el niño lo llevaban en brazos. Ha costado trabajo, pero me ayudó mucho rotular el taxi ya que la gente por curiosidad se acercaba y preguntaba. Hice unas tarjetas especiales explicando por qué y para quien estaba diseñado y cuál era el objetivo del taxi bebé y al cabo de diez años, puedo decir que el resultado es satisfactorio.
¿A nivel económico te ha resultado rentable este proyecto?
El resultado es satisfactorio a nivel moral, pero no económicamente. Muchas veces perdemos dinero, porque nosotros trabajamos mucho con reservas y claro, si me llamas por ejemplo para recoger a una familia con niños para llevarlos al colegio a las 8 de la mañana, lógicamente a las 07:45 tengo que estar ya preparado en el punto que me hayan indicado, por lo que es tiempo que no estoy dando otros servicios. Pero muchas veces recompensa más el agradecimiento de la gente, ya que se quedan con mi número y siguen llamándonos para hacerles el servicio.
Digamos que vas sembrando, ¿no?
Si, hemos ido sembrando y ahora estamos recogiendo los frutos. Y aunque parezca raro, el mes que más trabajo hemos tenido ha sido en Agosto. Tenemos una buena cartera de clientes ya y en época de vacaciones escolares en cuando más nos llaman, en diciembre y en agosto. Lo ideal es que la gente se acostumbrará a pedir un taxi con silla cuando vas con un niño pequeño, porque hay muchos taxis que las llevan, pero la gente a veces no pregunta ni esos taxis se publicitan. El 90% de los taxis lo que llevan es un elevador con respaldo y como mucho un maxicosi, el típico que viene en el carro de paseo.
¿Ves a más compañeros que estén interesados en hacer lo que tú haces?
Sí, yo he hablado con colegas de profesión y estarían interesados en hacerlo y yo lo que quiero es que se haga, que haya más taxis como nosotros, y así cuando yo esté saturado de trabajo  pueda llamar a compañeros que sé que llevan sillas para niños. Pero todavía no están muy concienciados. No tampoco las familias. Por ejemplo, yo a veces estoy en la parada, con el taxi que se ve en grande el rotulo de “Taxi Bebé” y a veces llega una familia con un niño pequeño…y en vez de pedirme a mí que los lleve, se montan en el primer taxi que haya tenga silla o no.
A veces hacemos hasta una labor de educación y concienciación con las familias, a veces algunas mamás se ruborizan ya que les recuerdo que tienen la silla para su uso y me dicen que no, que arranque que el niño va en brazos, cosa a lo que me niego. En mi taxi, los pequeños siempre van a ir en su silla.
Nos hemos enterado que en tu taxi, los niños nunca salen sin llevarse un recuerdo…
Sí, todos salen con algo en la mano. Pero no les doy nada hasta que no llegamos al destino. Llevamos mariposas, cajitas de chocolatinas, pegatinas de los minions o de frozen, relojes de los minions, termómetros para las mamás…Pequeños detalles que mi mujer dice que estoy loco pero que a mí no me importa regalárselo a los más pequeños. Todos los meses me gasto de 60 a 70 euros en este tipo de regalos. Forma parte del gasto de mantenimiento del taxi. Yo me lo paso pipa todos los meses, me meto en internet y me pongo a buscar regalos nuevos para los niños.
¿Qué tipo de familias son los que más demandan tus servicios?
En nuestra cartera de clientes, los que más nos demandan son padres jóvenes, conscientes de la seguridad de sus hijos, de un estatus social medio-alto, que están acostumbrados a llevar a sus hijos con toda seguridad en sus coches. A este tipo de clientes incluso le aplico una “tarifa plana”, con precios cerrados sobre todo al aeropuerto. No hacemos ningún incremento en el precio por ofrecer los sistemas de seguridad. Tenemos unos clientes que son tres padres y que cada día recogemos a sus tres hijos y cada semana viene un padre diferente en el taxi para llevarlos al colegio. Familias que viven en la misma zona y que sus hijos van al mismo colegio. Los llevamos al colegio y luego, a la salida, los recogemos y de vuelta a casa. Trabajamos por reservas, pero les digo a las madres que si es por una urgencia, que me llamen a la hora que sea, estoy dispuesto a hacer el servicio a cualquier hora del día o noche.
¿Qué tipos de sistemas de retención llevas en el taxi?
Ahora mismo llevo una silla del grupo 0, una silla del grupo 1/2/3 y un elevador sin respaldo. También llevamos un accesorio para cerrar el arnés cuando el niño intenta sacar los brazos, el agrupador, unas almohadillas para los niños y el adaptador de cinturón para las embarazadas. Eso es lo que va siempre en el taxi. Cuando hay un servicio de reserva, preguntamos la edad de los niños y el peso y vamos a casa donde  tenemos más sistemas de retención. En total tenemos dos maxicosi, cuatro elevadores y tres sillas con arnés. Todo lo he pagado yo, no me ha ayudado ni la cooperativa de taxis ni nadie más.
Cuéntanos alguna anécdota
Normalmente los niños se quedan parados, sorprendidos cuando entran al taxi. He tenido niños que la primera vez no había manera de subirlos a la silla, no se dejaban sujetar. Unos llantos, gritos que eran una pasada. Hacer todo el trayecto llorando y cuando llegamos al destino, se llevan su regalo y se tranquilizan. Llevo todo el techo con pegatinas de dibujos y las próximas veces  que se montan, se acuerdan de que en mi taxi hay un regalo. Y les dicen a sus padres que este es el taxi que yo quería, el de los minions…Los niños se quedan con todo y se acuerdan, van privados en el taxi. Se montan relajados y van esperando su regalo al final. Cambian radicalmente, de la primera vez que se montaron que iban llorando en la silla  a las sucesivas que van esperando su regalo. Hay niños que no se dejan que los coja, pero hay otros que nada más verme me montan una fiesta. Me dejan hasta subirlos a la silla y colocarlos y van contentísimos.
¿Y después de todos estos años, cual es la sensación que tienes?
Tengo una sensación muy grata, he conocido a mucha gente, con algunos de ellos mantengo una buena amistad, con la satisfacción de muchos padres que me han dado muchas veces las gracias por ofrecer este servicio. El objetivo mío no es ganar dinero, yo quiero llegar a casa y llegar a gusto conmigo. Como tengo cinco nietos y me gustan tanto los niños, he decidido hacer el Taxi Bebé. Mi hijo y yo hemos apostado por esto, pero no por dinero, preferimos la satisfacción de ayudar a las familias. Además, muchas veces estamos educando a los padres, porque para algunas familias es natural subirse a un taxi y no poner al niño en un sistema de retención, y en nuestro taxi no viaja ningún niño sin ir bien sujeto. Muchas veces es que ni  le damos opción a los padres de no usar la silla, mientas ellos se suben por una puerta, nosotros por la otra ya le estamos ofreciendo la silla. El responsable de la seguridad dentro del taxi soy yo y no permito que ningún niño viaje sin ir seguro. Vamos haciendo un poco de pedagogía, que hace bastante falta.

Desde hace un año , Taxi Bebé cuenta con el Pack Safety de la marca Klippangracias a  la propuesta de  Con Toda Seguridad, que son pioneros en Canarias en la venta y asesoramiento en exclusiva de  sistemas de retención infantil A CONTRAMARCHA. Dicho pack está compuesto por el grupo 0+ de Klippan,  Dinofix,  que abarca desde el nacimiento hasta los 13 kilos más  la silla Triofix, que sirve de 9 a 18 kilos de espaldas a la marcha y de 18 a 36 kilos de frente a la marcha como grupo 2/3  más la base isofix que es apta para ambas sillas,una solución versátil para cubrir a cualquier niño con un sistema de retención infantil adaptado a su talla y peso. Si quieres hacer uso de estas sillas, no olvides pedirlas a hacer tu reserva con ellos.



Aquí nos despedimos de Paco, no sin antes darle las gracias por la gran labor que está haciendo por la seguridad de los más pequeños y deseando que haya más compañeros de profesión que toman buena nota de su esfuerzo.
Taxi Bebé, el taxi amigo de los niños.


martes, 4 de octubre de 2016

¿Llevas a tus hijos seguros?

Tras los meses de verano, volvemos a la rutina diaria, que se acentúa aún más con la vuelta al colegio de nuestros hijos. Y regresar a esa rutina puede generar ciertas conductas peligrosas a la hora de llevar a los más pequeños en el coche. Si durante el verano, muchas veces bajamos la guardia y alerta en seguridad al estar más relajados, el retorno a septiembre nos hace vivir condicionados a la dictadura del reloj y los horarios y a veces se nos olvida colocar de manera segura a nuestro hijo por las prisas, corremos más de lo necesario, ect…
El retorno a las clases o el inicio por primera vez de nuestro hijo en el colegio es un buen momento para verificar si la silla donde viaja es la más adecuada para él. ¿Cuántos de nosotros revisamos de forma periódica si la silla está correctamente instalada? ¿Has revisado que los arneses no estén retorcidos?
Como siempre recomendamos desde Seguridad Vial en Familia, si el pequeño aún no cumplió los 4 años, la única manera segura de viajar en un vehículo es de espaldas a la marcha. En muchos casos, son los más pequeños los que empiezan la guardería, niños de 2/3 años o incluso menos edad. Los peques tienen clases de música, informática, inglés, actividades extra escolares varias y a todas las llevamos haciendo uso del coche. ¿Te has parado a pensar si la silla donde llevas a tu hijo es segura? ¿Tu silla evitaría lesiones en caso de accidente? ¿O solo retiene a tu hijo dentro de ella? 
Retener NO es proteger, es evitar que el niño salga lanzado si tenemos un siniestro. En caso de accidente, si llevamos a nuestro pequeño de frente a la marcha y con un arnés de 5 puntos, las fuerzas  que actúan una vez ocurrido el mismo  han podido causarle alguna lesión a nuestro hijo. Lesiones que a veces pueden llegar a ser crónicas: Un esguince cervical mal curado en un niño puede tener secuelas de por vida. Lleva aparejada una recuperación larga y a veces dolorosa. Un 10% de los afectados en accidente de circulación puede padecer dolores en la zona cervical de por vida, pudiendo incluso haber provocado otro tipo de lesiones más graves en la médula o cerebro, especialmente en niños pequeños.
Desgraciadamente, los accidentes de circulación y las victimas han aumentado en relación a años anteriores. Este verano hemos tenido accidentes graves donde han fallecido niños y bebés. No seas parte de esta triste estadística y lleva a tus hijos de la forma más segura: Si es menor de 4 años, llévalo ACM. 
Si es mayor de 4 años pero aún puedo seguir usando una silla ACM: ACM es la mejor opción, recomendado  por la DGT y los expertos en sistema de retención  infantiles. 


Si tu hijo ya no puede ir ACM por razón de peso o altura, la opción más segura será una silla de grupo 2/3 con el cinturón propio del coche, como escribíamos en este artículo.
Los expertos recomiendan al menos 18 kilos de peso para empezar a hacer uso de este tipo de sillas. Recuerda que deben tener un buen guiado tanto de la zona del hombro como de la zona ventral: Siempre con apoya brazos para guiar el cinturón por debajo de ellos y ceñirlo a la cadera del pequeño. El mayor riesgo de heridas en la zona ventral es por el mal uso/colocación del cinturón.
Los padres de Gabriel no llegaron a tiempo para informarse: Aquí tienes su historia. Tú ya tienes la información: No le des la espalda y no arriesgues en la seguridad de tu hijo.
Hace unos días  nos unimos a la campaña Niunpequemasenpeligro y te recordamos que el uso de las sillas ACM reducen el 90  % las posibilidades de lesiones en caso de accidente y en un 75 % el riesgo a fallecer.



Ahora que ya lo sabes… ¿Retienes o Proteges?

martes, 30 de agosto de 2016

¿La mejor silla A CONTRAMARCHA?

Me preguntan a menudo y es una cuestión que recorre foros y páginas  de  internet. ¿Cuál es la mejor silla a contramarcha que existe?
Y la respuesta es muy clara: La mejor silla siempre será aquella que mejor se adapte tanto a nuestro hijo como a nuestro coche, ofrezca un óptimo reclinado y permita viajar a nuestro hijo el mayor tiempo posible de espaldas a la marcha y como mínimo, hasta los 4 años.  Por ello, es importantísimo y se me antoja vital para la seguridad de lo que más queremos, probar siempre la silla antes de comprarla tanto en el coche donde se va a instalar como con tu hijo subido.
Como bien dicen nuestros amigos de Kekos, para determinar cuál sería la mejor opción para cada caso, influyen factores varios como son el peso, talla, edad y sexo del ocupante, la inclinación de la banqueta del coche ( a mayor inclinación, mayor reclinación necesitamos que nos dé la silla para que al niño no se le caiga la cabeza hacia adelante), el uso que se le va a dar  (uso diario, viajes cortos o largos donde el peque pueda echarse una siesta, coche ocasional, ect…)

Siempre recomiendo acercarse hasta un punto de venta,  asesor o consultor formado en sistemas de retención a contramarcha, que te dará las pautas y facilitará la labor de la búsqueda de la mejor silla para cada caso especifico. Cada silla es diferente, cada niño es distinto y no todos los coches son iguales, por eso es IMPRESCINDIBLE y FUNDAMENTAL una prueba previa antes de adquirir este elemento tan importante en la seguridad de tus hijos. 

A veces me dicen: “Me gusta mucho y quiero la silla tal, porque es la que tiene mi hermana en su coche”. Y tras ver todos los factores que intervienen en la buena elección de una silla,  vemos que la silla que lleva tu hermana en el coche no es la que más adecuada para tu  caso ya que era una silla para una niña de peso bajo y estatura alta, que iba en un  monovolumen con banqueta de asientos totalmente horizontal e instalada con isofix  cuando tú tienes un coche deportivo de tres puertas, niño de estatura baja y peso alto y sin posibilidad de instalar la silla con isofix…claramente la silla de tu hermana No es la más adecuada para tus circunstancias… Según el caso, la silla ideal puede ser una giratoria o una que soporte un peso máximo de hasta 25 kilos o la que tenga mejor reclinado…
Aparte de todo lo dicho anteriormente, la silla ha de cumplir las tres reglas de Oro:


Fuente: Nordic Baby.
1.- Que la silla sea adecuada según peso y talla
2.- Que esté correctamente instalada
3.- Que el arnés esté correctamente ajustado.

Una vez comprobado todo esto, la silla que mejor se ajuste a todo lo dicho anteriormente, será la mejor silla A contramarcha que podamos encontrar.  

Fuentes:

jueves, 21 de julio de 2016

No pongas precio a la Seguridad de tus hijos

Normalmente recibo correos y peticiones de asesoramiento en sistemas de retención infantil  donde se piden las tres “B”: Bueno, bonito y barato.  Y siempre les remito a lo mismo: A la hora de adquirir un sistema de retención infantil lo que hay que buscar es un sistema lo más seguro posible. No debemos jugar con la seguridad de los más pequeños y debemos invertir en la seguridad de ellos.

A veces me comentan que han encontrado una silla a muy buen precio y que está homologada. Debemos de saber que todo lo que se vende debe de estar homologado y que la homologación son unas pruebas mínimas que debe de pasar el sistema. Por tanto, todo lo que se vende está homologado, pero no todo lo homologado es seguro.


He visto situaciones que son bastante ilógicas: Padres que son advertidos por parte de la Policía de que la silla donde va su hijo no es la más adecuada para el pequeño y que contestan que ellos han comprado la silla para evitar la multa y que con eso ya están cumpliendo.
No, la silla no debemos comprarla para evitar la multa si no para que si un día tenemos un accidente, la silla minimice los riesgos y daños que pueda sufrir tu pequeño.  Hace unos días me contactó un padre para que le asesorase sobre la compra de una silla para su hijo de 11 meses. Quedamos en un punto para ver el coche y al hijo y apareció en un coche “full equipe”, con un precio aproximado de unos 36.000€. Se bajó del coche y sin prestar mucha atención a mis explicaciones ya que no dejaba de usar su Smartphone de última generación, valorado en más de 600€, me decía que lo máximo que se pensaba gastar en la silla de su hijo era unos 100€.  Una silla con Plus Test vale la mitad del Smartphone que tenía ¡¡¡

Otras ocasiones me dicen las familias que como puede valer una silla acm ese precio cuando una silla que se compra en cualquier gran almacén vale menos de 50€.  Pero, de verdad creemos que son lo mismo? ¿Has visto alguna vez el interior de una silla de este tipo? ¿Le has quitado la funda?  Debajo de la funda está la estructura de plástico y poco más. 

Viendo el "NO" material de absorción de impactos en este tipo de sillas, ¿de verdad crees que son igual de seguras que una buena silla a contramarcha?

Fuente: www.acontramarcha.com 
Así actúa las sillas que puedes comprar en un gran almacén en caso de accidente a 64 km/h…  


Especialmente preocupante para mi resulta cuando me piden asesoramiento  para la silla de los abuelos (“queremos una silla barata, ya que será de uso esporádico, solo para trayectos de 10   minutos…”) Ósea, que para los  abuelos, personas con dificultades de movilidad, que tienen menos reflejos en la carretera y a veces con coches antiguos…le queremos dar la silla más simple y menos segura porque claro…va a ser para uso esporádico y ocasional. Los accidentes más graves suelen ocurrir en las distancias cortas y en tramos cercanos …
Nunca pasa nada, NUNCA…hasta que pasa y a veces lo lamentamos toda la vida. Siempre lo digo en mis charlas: No ahorren en la Seguridad de sus hijos. Aprovechen que al nacer los peques los familiares regalan dinero o a veces directamente nos dicen que nos hace falta. Aprovechen los cumpleaños y unifiquen el regalo de todos los familiares en una buena silla. Podemos escatimar en el carro, en la cuna, en la ropa del bebé…pero no renuncien a la seguridad de sus hijos. Tengan claro las preferencias: Una buena silla a contramarcha puede costarnos una media de 8/10€ mensuales si elegimos la más adecuada para que le dé el mayor uso posible a nuestro hijo. La conexión 4G del móvil nos sale muchísimo más cara al mes…y nadie quiere renunciar a ella…Pero en caso de accidente, será una buena silla la que salve la vida de tu hijo y no la conexión 4G.

Si una silla vale 45/50€ de precio de venta al público… ¿cuánto crees que puede costar fabricarla? ¿De verdad crees que es segura una silla que puede costar fabricarla 5/8€? ¿Vas a confiar la seguridad de tu hijo en este tipo de sillas?
A veces me dicen:  "Yo es que conduzco muy bien" "Yo controlo" "Tengo un coche caro, con ABS, dirección asistida, 8 airbags, ect...y como me ha costado tan caro, no es necesario llevar al niño en una buena silla" Tengo carnet desde hace mas de 15 años y nunca he tenido un accidente y ahora wue tengo un bebé seguro que tampoco tengo accidente" 

Esto era un Porsche

¿De verdad creemos que podemos controlar al conductor que se salta una señal de stop y te golpea lateralmente justo a la altura donde va situado tu bebé? ¿Crees que controlas al que mientras tu detienes tu coche en el semáforo en rojo, viene circulando detrás de ti prestando más atención al móvil que a la circulación y te colisiona por alcance? ¿crees que puedes esperar a que se crucen delante de ti una manada de jabalíes? 


Acude siempre a un establecimiento especializado principalmente en sistemas de retención a contramarcha, pide que te enseñen a instalar el mismo y aprende  a hacerlo con toda seguridad. INVIERTE en la seguridad de tu hijo…¿acaso no son el mayor tesoro que tenemos en la vida? A veces, no escatimamos en comprar un carro/trio por el que llegamos a pagar hasta más de 3 veces lo que puede costar una buena silla A Contramarcha. Aceptamos pagar ese precio en el carro, un producto que NO va a salvar la vida de tu hijo, que sirve para pasearlo y darle comodidad a los padres y ponemos el grito en el cielo por tener que pagar tres veces menos por una buena silla.
Recuerda cual es la principal prioridad: Su SEGURIDAD.


miércoles, 22 de junio de 2016

En Verano, también seguros.

Llegó por fin el verano, esa época del año tan deseada por muchos gracias al buen clima y  las necesarias vacaciones. El verano suele ser una época de relax, de dejarse llevar en muchos sentidos, de olvidar ciertas normas que solemos llevar a rajatabla el resto de año, ect...
Es el verano un momento donde muchas familias viajan con sus hijos buscando la playa o la montaña. Es tiempo de regresar al pueblo donde nos criamos de pequeños a visitar a la familia. Y es en ese clima de relajación y sosiego donde  a veces olvidamos las más elementales normas de seguridad en el vehículo. 

Por supuesto que debemos de tener presente que siempre, en cualquier desplazamiento ya sea de corto o largo recorrido, deberemos utilizar los sistemas de retención adecuados. El cinturón, el casco en caso de usar motocicleta o bicicleta y los sistemas de retención infantiles en caso de ir con un pequeño en el coche. Recuerda siempre utilizar una silla adecuada a la complexión (altura, peso...) del niño. Por supuesto, si es menor de 4 años, SIEMPRE debería viajar en una silla a contramarcha



Y por favor, siempre que el coche esté en marcha, el peque sujeto en su silla. Si el niño no está convenientemente sujeto a la silla, el coche NI puede Ni debe estar circulando. A veces se peca de una falsa seguridad y en los trayectos cortos olvidamos las más elementales normas de seguridad, sobre todo en verano. Los accidentes más graves suelen ocurrir en los trayectos más cortos, donde a veces bajamos la guardia, tanto el conductor maniobrando el vehículo como dejando de utilizar los sistemas de retención con los pequeños ya que "Total, si vamos aquí al lado y yo controlo..."  

Pues NO, no podemos controlar a todos los actores que intervienen en el tráfico rodado. No podemos controlar al que se salta un stop y te embiste lateralmente haciendo que tu pequeño, que no lo llevabas sujeto en la silla porque como nunca pasa nada, resulte herido de gravedad. No podemos controlar al que viene mirando el móvil mientras tu estas parado en el semáforo y te golpea por alcance desplazando a tu hijo  hacia adelante porque como nunca pasa nada, la abuela en esos momentos lo llevaba en brazos en vez de ir correctamente sujeto en su silla. Tampoco podemos controlar ese animal que se nos cruza en mitad de la autovía, provocando que tenga que realizar una maniobra evasiva a fin de evitar atropellarlo con la mala suerte de que acabamos dando varias vueltas de campana. 

Es verano y estamos de vacaciones pero aún así, queremos llegar a la playa o lugar de descanso u ocio lo antes posible. Por eso, nos olvidamos de atender a las necesidades de los más pequeños en el coche. Queremos llegar rápido a la playa y si el niño se ha hecho sus necesidades encima, en vez de parar y atenderle con toda seguridad, pedimos que le cambien la ropa mientras seguimos el trayecto. O en caso de tener hambre y pedir el pecho de la madre , muchas familias optan por sacar al niño de sus silla y ponerlo al regazo de la madre para que mame o en caso de usar biberón, "enchufarle" el mismo hasta el fondo con el riesgo de que un simple bache le pueda producir al pequeño un atragantamiento. Pues en todos esos casos antes descritos, atenderemos al niño con el coche parado, siempre. NUNCA sacaremos al niño de su silla de seguridad mientras el coche esté circulando.

Llega el verano pero eso no es motivo para olvidarnos de la seguridad de los más pequeños. No pongas a tu hijo en peligro por retrasar tu viaje unos minutos. La seguridad es lo primero. 

martes, 14 de junio de 2016

Completo fin de semana

Recién aterrizado de la península, no quiero dejar pasar más días para agradecer el trato recibido en mi reciente viaje , donde he llevado el mensaje de la Seguridad Vial a Valladolid y Madrid.
Agradecer en primer lugar a La Escuela Libre La Escalerita, Bayon y Ayuntamiento de Arroyo de la Encomienda por hacer posible la charla de Seguridad vial en familia el pasado fin de semana.. Pero todo ello no hubiese sido posible sin la ayuda y organización de Rivekids, excelentes organizadores , mejores anfitriones y grandes guías de turismo.
LA charla se ofreció el sábado y pudimos acercar aún más la seguridad vial de los más pequeños a las familias de Valladolid. Unas familias que mostraron una gran predisposición en aprender e informarse de cual era la firma más segura de llevar a sus hijos en el coche, que naturalmente es A CONTRAMARCHA. 
Vimos fotos, vídeos y sacamos de dudas a todos los asistentes. Muchas gracias a todos por acudir. 


De Valladolid y de la mano de Rivekids, el domingo nos acercamos hasta San Sebastian de Los Reyes para informar a los más pequeños de la Asociación Española de Familias Numerosas acerca de la Seguridad Vial. Publico muy duro estos jóvenes, pero al menos volvieron a casa con unas nociones básicas de Seguridad Vial. 



 Por mi parte, agradecer a todos los que acudieron a ambas citas de Seguridad Vial y darle de nuevo las gracias a Rivekids por todas las atenciones recibidas.

Postdata: Mientras esto ocurría, parte del equipo de #niunpequemasenpeligro, con el asesoramiento de Cristina Barroso, alma mater del movimiento a contramarcha en España,  acudía al encuentro de Emergencias de Madrid, donde llevaron el mensaje de que al menos, hasta los 4 años, los peques deben de viajar de espaldas a la marcha.


domingo, 29 de mayo de 2016

#niunpequemasenpeligro

Pasados ya unos días de la campaña #niunpequemasenpeligro y volviendo la vista atrás, con más calma y sosiego que el vivido los días previos y posteriores, me doy cuenta de que el alcance de la misma fue increíble.
Y fue increíble porque en el grupo de trabajo  formado por 8 personas que apenas se conocían de nada, nunca imaginábamos que pudiéramos llegar tan lejos. 8 personas que se unieron por el amor a los más pequeños, para alertar y concienciar a las familias de que la manera más segura de llevar a tu hijo en un vehículo es llevarlos a contramarcha el mayor tiempo posible. 8 personas que se unieron de manera totalmente altruista, sin buscar otra cosa que no fuese llevar la información al mayor numero posible de personas. 


No podéis imaginaros el enorme trabajo, entrega, horas invertidas , nervios, dudas, ect...quitandole horas a la familia, ocio que hemos invertido. Y que vamos a seguir invirtiendo porque no tenemos pensado parar aquí.
Quiero dar las gracias a todos los que se sumaron y apoyaron la campaña. Bloguers, empresas, asociaciones, colegios profesionales, medios de comunicación, ect.  A todos los organismos oficiales que nos apoyaron, como Policía Nacional, Guardia Civil, Ministerio de Interior, Asociación Nacional de Seguridad Infantil, Dirección General de Tráfico que incluso publicó dos de nuestros artículos y muchos otros que sumaron en la única dirección segura que es de espaldas a la marcha.
A todos aquellos que por su posición o trabajo debieron de sumarse y no lo hicieron, bien por envidia, orgullo, ego... decirles que os estamos esperando, que la vida de un niño vale mucho más que todo eso. La puerta la tenéis abierta siempre que queráis colaborar. 
GRACIAS a todas las familias anónimas que apoyaron la campaña difundiendo la misma, consiguiendo visibilizar el mensaje de la seguridad vial a contramarcha. Vosotros sois los verdaderos culpables del éxito de la campaña. 
El equipo no va a parar aquí, seguiremos difundiendo y llevando el mensaje de la seguridad a todos los rincones. Hemos llegado más lejos de lo que nosotros mismos pensamos. Volveremos con nuevas acciones informativas. 
Gracias a nuestras propias familias que supieron aceptar y comprender el trabajo que estábamos realizando  esos días y nos apoyaron sin dudarlo. 
Y por supuesto...INFINITAS GRACIAS a mis 7 compañeras de campaña, es un placer enorme trabajar con vosotras. Gracias a vuestro trabajo vamos a conseguir que no haya ni un peque mas en peligro en las carreteras españolas. 

domingo, 15 de mayo de 2016

¿Porqué mi hijo viaja a contramarcha?

Llevo 15 años trabajando a diario en la carretera, acudiendo a accidentes de manera cotidiana. Y desde hace tres años,  dando charlas de información a familias por todo el territorio canario y peninsular . Cada vez son más las familias que se implican mas allá de lo ordinario  sobre cuáles son los mejores sistemas de retención infantiles para sus hijos. Por suerte, los sistemas de retención a contramarcha cada día son más accesibles a cualquier familia. Tenemos que tener claro que el mejor sistema es aquel que mejor se adapte a nuestro hijo y a nuestro coche y por supuesto, que como mínimo, hasta los 4 años, permita que el menor viaje de espaldas a la marcha.

Antes de nacer nuestro hijo, mi mujer y yo hicimos un estudio para ver cual era la manera más segura de llevar a nuestro hijo en el coche. Tras analizar toda la información que llegó a nuestras manos, tuvimos claro que la manera más segura en la que podía viajar nuestro hijo era de espaldas a la marcha no solo el límite legal sino el mayor tiempo posible. Por aquel entonces, debido a la imposibilidad de adquirir físicamente en la isla este tipo de sillas  y descartando la compra vía online, ya que ademas de la silla consideramos que es fundamental que la misma sea explicada y probada en el vehículo para conocer su uso y funcionamiento sin margen de error,  tuvimos que salir de la isla con nuestro coche para poder probar y adquirir la silla en un punto de venta físico.

Analizando toda la información a la que tuvimos acceso y unida a mi experiencia personal  propia, tengo claro que mi hijo nunca viajará   en una sistema de retención infantil  con escudo. Si, una silla con escudo, porque el término "cojín protector" con el que quieren denominar  dicho elemento dista mucho de ser un cojín y mucho menos proteger.  La academia de lengua española define cojín como: "Almohadón que sirve para sentarse, arrodillarse o apoyar sobre  él cómodamente alguna parte del cuerpo".  Viendo esta definición, ¿como vamos a decir que ese elemento  es un cojín? 


Lo que ven arriba de estas letras es un escudo frontal que llevan algunos SRI. Lo que no nos cuentan los fabricantes de estos escudos, son las lesiones que pueden llegar a tener los niños en caso de accidente. Desde lesiones internas por choque de la zona abdominal y ventral contra el escudo, hasta lesiones en la cabeza por choque de la misma contra el escudo. Visionen este vídeo, en el que se ve como el menor impacta contra el escudo con la cabeza en caso de accidente.


Y en caso de vuelco, esto pasa cuando nuestros hijos van en una silla con escudo, las cuales no retienen a los pequeños exponiéndolo a graves lesiones en caso de accidente por eyección de la silla. Observen  como el niño sale despedido del asiento en caso de vuelco. 


La legislación española permite llevar a los niños mirando al frente desde los 9 kilos. Un niño con este peso , en caso de ir circulando el coche donde va instalada esta silla por una carretera  en mal estado, por ejemplo,  irá durante todo el trayecto   golpeando su barbilla contra el escudo protector. Y si ese coche tiene un golpe, será su zona pectoral la que soporte todo el impacto. Pero es que ya no te hace falta tener un accidente con este tipo de sillas para ver su inseguridad: La última experiencia que tuve con este tipo de sillas fue impactante:  Una familia que llevaba a su hija pequeña de 12 meses en este tipo de sillas,viajaba por la autovía, cuando la mamá observa como la niña se está encontrando mareada y comienza a intentar vomitar. Debido a la presión que ejerce sobre su pequeño cuerpo el escudo, la niña no puede dar arcadas y empieza a tragarse su propio vómito. El padre frena el coche en medio de la autovía , con el peligro que eso conlleva y ambos, papá y mamá se bajan del coche . Durante unos instantes y llevados por la premura de la situación , no atinan entre los dos a soltar el escudo encontrándose la niña cada vez peor. Finalmente, y a base de golpear el escudo, consiguen liberar a su hija . 

El origen de estas sillas no era proteger al niño dentro de un vehículo, si no que estuviesen quietos y no llegaran al conductor.  



Tampoco viajará mi hijo en una silla mirando al frente con arnés de 5 puntos. El arnés inmoviliza la zona de la clavícula y los hombros y la zona de las caderas. En caso de accidente o en caso de un hecho tan cotidiano que todos los conductores nos hemos visto obligado a realizar en más de una ocasión  como tener que detener bruscamente el vehículo ,  provocando en el coche una deceleración brusca,  bien por imperativos de la circulación, bien porque el coche que circula delante nuestro da un frenazo por ponerse el semáforo en rojo, por ejemplo, el arnés hará que nuestro hijo quede inmovilizado en su silla, pero no podrá evitar el desplazamiento hacia adelante de la cabeza, que es la parte del cuerpo de un niño que más pesa, provocando la elongación del cuello, pudiendo tener consecuencias fatales. 




Hoy en día, solo los conductores deportivos profesionales usan los arneses de seguridad mirando al frente. Pilotos de rally, Fórmula Uno, ect...van sujetos al coche con arneses, pero con un equipamiento de seguridad pasiva que en caso de accidentes evita las lesiones que se sufrirían por el sistema de retención, como el casco, mono con protecciones , arco de seguridad del vehículo y el elemento clave: El Hans. 


Teniendo en cuenta que a 50 kms/h, la cabeza de un bebé de 6 meses (2 kgs aproximadamente) aumenta su peso hasta los 60 kgs en una silla colocada de cara a la marcha en la que el niño está sujetado con un arnés que bloquea sus hombros, la cabeza es lanzada con una fuerza  que el cuello es incapaz de soportar, pudiendo causar por ello lesiones de extrema gravedad o incluso el fallecimiento del pequeño. 
En mi opinión y en la de muchos expertos en seguridad infantil, los dos sistemas anteriores exponen a lesiones evitables . Evitan que el  niño salga despedido de la silla, lo retienen dentro de la misma, pero no protegen eficazmente al bebé. 
La mejor manera para llevar a un niño, como mínimo hasta los 4 años, es en un sistema a contramarcha. Y aquí hablo desde mi experiencia personal. Por mi trabajo, acudo a muchos accidentes. El último al que fui donde estaban implicados niños, resultó muy clarificador para mí. Imaginad una colisión múltiple entre varios turismos. En uno de ellos la conductora era la  abuela y los tres nietos en los asiento traseros. Dos de ellos iban de frente a la marcha. El más pequeño a contramarcha. ¿ Sabéis quién fue el único ileso? Como ya suponéis,el único ileso fue el que iba a contramarcha. Los otros dos tuvieron lesiones en cabeza y cuello. Pero es que también pude comprobar el funcionamiento de la silla donde viaja mi hijo a contramarcha en persona. Circulando por la autovía, la  extraña maniobra de un conductor que nos precedía e invadió nuestro carril de forma inesperada y sin señalizar , motivó que tuviera que realizar una maniobra evasiva consistente en  dar un frenazo y girar mi coche hacia uno de los márgenes de la vía. Mi mujer salió ligeramente despedida hacia adelante, llevándose un susto tremendo ( llevaba su cinturón y eso evitó males mayores). Pero mi hijo ni se enteró de lo sucedido. 



¿Y por qué hasta los 4 años mínimo a contramarcha? Pues porque a partir de esa edad es cuando se puede comenzar a utilizar el cinturón de seguridad mirando al frente en un grupo 2/3 que lo guíe de forma correcta. A esa edad, la musculatura del cuello, cervicales y columna vertebral ya esta osificada y formada. Aunque si tu hijo puede ir a contramarcha pasado los 4 años en función de su peso y altura y según la silla donde vaya, llévalo el mayor tiempo posible, hasta el límite de peso o altura de la silla, pudiendo llegar hasta los 6, 7 u 8 años.  


La niña de la foto es Keira, que con 7 años, viaja a contramarcha. Papás y mamás...no tengan prisa por poner a su hijo mirando de cara a la marcha. Los niños NO se marean por ir a contramarcha, no se aburren, no se rompen las piernas, ect...Los pequeños, a contramarcha, viajan seguros

Mi hijo con 33 meses de vida, sigue viajando a contramarcha y espero que por mucho tiempo aún.

Fuentes:  www.acontramarcha.com, Unece
Blogs de Interes: www.laboratoriodemama.com, www.experienciabebe.com,

jueves, 5 de mayo de 2016

Los menores de cuatro años van más seguros en contra de la marcha.

Debido a que a menos que seas suscriptor de www.laprovincia.com no se puede abrir en su totalidad la noticia que publicaron el día 1 de Mayo, transcribo de manera literal la entrevista realizada por la periodista Aroa Quintana Vilavert.

Jesús Rodríguez (1976, Chipiona, Cádiz) es Guardia Civil de Atestados, titulado como Experto Profesional en Seguridad Vial por la UNED, socio de la Asociación Nacional de Seguridad Infantil y miembro de la Carta Europea de Seguridad Vial. Ganó el premio “Ciudadano Ponle Freno” y es finalista al de la Excelencia De Seguridad Vial de la Carta Europea.

¿Qué le llevó a presentar su candidatura?
Me presenté porque me llegó por casualidad la información, me decidí a inscribirme y rellené todos los datos. Sinceramente, me olvidé totalmente y un día un compañero me envió un mensaje de que había quedado finalista y fue cuando empezamos a mover las redes sociales porque era por votación popular. Agradezco al blog www.acontramarcha.com por haberme promocionado en las redes.

¿Cuál fue su objetivo al presentar la candidatura?
Dar a conocer a la sociedad que llevar a los menores de cuatro años en el sentido contrario de la marcha es lo más seguro, porque hasta esa edad se están formando los músculos del cuello, deltoides y la columna vertebral del menor. Mi intención es conseguir modificar la ley. Estoy contento porque por lo menos desde el senado se habló acerca de esto, con el breve discurso que mis nervios me permitieron dar tras resultar ganador. Al finalizar, mucha gente se acercó a mí para preguntar sobre el tema.

¿De dónde viene su inquietud para conocer más sobre los sistemas de retención infantil?
Todo surgió cuando mi mujer se quedó embarazada, íbamos a ser padres e investigamos sobre el sistema de retención infantil. Nos dimos cuenta que en los países nórdicos apenas hay mortalidad infantil en accidentes de tráfico porque se utilizan siempre las sillitas en contra de la marcha. Para nuestra sorpresa, cuando fuimos a comprar esta silla nos encontramos que las respuestas de los establecimientos eran del tipo: “No existe”, o “existen, pero los niños se agobian, se marean y no les gusta ir así”,son sillas homologadas en Europa pero en España no”, “No vendemos ese tipo de sillas”.
Pensé que esto tenía que cambiar y que había que hacer algo al respecto.

¿Qué diferencia hay para el menor ir en sentido contrario de la marcha o contra ella?
Si el menor va mirando al frente la silla lo sujeta con un arnés que en caso de accidente o  frenazo, inmoviliza hombros y caderas. Sin embargo, lo que más le pesa es la cabeza, su cuerpo no se mueve pero la cabeza sí. El cuello se puede llegar a estirar hasta 5 centímetros y ahí es cuando vienen las lesiones, algunas irreversibles. En cambio, al ir en contra de la marcha, la silla absorbe el impacto por tener forma de cápsula, absorbiendo el primer impacto y resguardando columna, cuello y cervicales del menor.  

¿Cuál es el fallo que detecta ante este conocimiento social de la seguridad vial?
Detecto  una falta de información total. Empieza por la ley, que dice que a partir de los nueve kilos, el niño puede ir a favor de la marcha y los padres entienden deben. Hay que intentar que las familias se olviden de comprar  las sillas para evitar la multa y comiencen a hacerlo para salvar las vidas de sus hijos. Es una prioridad. Habría que empezar la educación vial en los propios hogares y después seguir en los colegios. Por eso me sumergí en el proyecto de dar charlas al respecto. Hay partidos políticos que en su programa electoral incluyen incorporar una asignatura de seguridad vial, y eso es esencial. Aquí en España aún hace falta mucho trabajo.


Desde hace tres años imparte charlas de seguridad vial, ¿en qué consisten?
Surgió un poco de improvisto. Hablando con otras madres sobre nuestras inquietudes me sugirieron que impartiera  una charla en una tienda de juguetes, luego en un centro de salud y a raíz de ahí no he parado. Las doy fuera de mi tiempo de servicio, de manera totalmente altruista, en centros de salud, asociaciones de padres y crianza, comercios, ect…Duran unas dos horas y en ellas trato varios aspectos, les pongo videos para darle realidad a esta problemática. Empezamos hablando sobre las embarazadas, de cómo tienen que ir seguras ; de la seguridad en los transportes públicos,; la bicicleta y los niños; y a partir de ahí hablar de la silla a contramarcha, los diferentes grupos que hay, como se instalan, ect.

¿Qué impacto han tenido estas charlas?
Hace tres años cuando empecé, en Gran Canaria no había ni un sitio donde poder comprar una silla a contramarcha. Hoy en día hay varios, aunque hay comercios que no apuestan por ello fuertemente, pero es un avance que los haya. Además, gracias a mi  página de Facebook Seguridad Vial en Familia y a la pagina A contramarcha salva vidas , he llegado a más personas. Mi balance es positivo, hemos conseguido que en el archipiélago la gente empiece a “apretar los tornillos”  a los comercios y están demandando este tipo de sillitas. Falta que las tiendas crean más y formen a sus trabajadores con las propias marcas.

¿Cuál es el índice de mortalidad infantil en accidentes de tráfico?
En 2013 murieron 46 niños menores de 12 años. En 2014, 37 niños y 351 hospitalizados por accidente. Es un dato aún preocupante y que hay que conseguir que se reduzca a cero, como otros países. Noruega por ejemplo, acabó el año 2015 con 0 menores de doce años fallecidos en accidente de tráfico.
De media hasta que el niño crece y no necesita silla, necesitará entre dos y tres sillas, depende del menor, de su crecimiento, ect… Por eso lo  explico en las charlas ya que en algunos comercios los vendedores no tienen formación al respecto y no tienen  en consideración aspectos que son esenciales: las variantes de peso, altura, sexo, edad y coche para así determinar cuál es la silla idónea.

El resto de sillas del mercado están homologadas, ¿por qué no son igualmente efectivas que las específicas a contramarcha?
Todo lo que se vende está homologado, pero no todo lo homologado es seguro. En Suecia hay un centro que someten a las sillas a unos crash-tests más exhaustivos, el Plus test, mucho más exigente que la homologación europea. Solo sillas a contramarcha pasan este sello de calidad, debido a que mide la carga cervical que recibe un niño en el cuello tras un impacto. Mientras que una silla normal mirando al frente se puede homologar con unos 320 kilos de presión sobre el cuello del menor en caso de accidente, la que pasa el plus test no excede de 50 kilos. Ahora mismo en el mercado hay diez sillas con este sello, los estudios son más exigentes.