No compres el SRI por Internet

No compres el SRI por Internet

04/10/2020 | En Seguridad vial infantil, Consejos

Inmersos ya en el mes de octubre y habiéndose iniciado el curso escolar más extraño que todos podemos recordar, han sido muchas familias las que se han percatado en estos primeros días de que el sistema de retención infantil que estaba usando su peque se les ha quedado pequeño o en los hogares donde ha llegado o se espera la llegada de un nuevo integrante a la familia, se han dado cuenta de que deben adquirir un sistema para sus bebés.

Y claro, en estos tiempos convulsos que vivimos, igual crees que comprar la silla de seguridad de tu hijo por internet puede ser una buena idea…

Vivimos en un mundo global donde puedes comprar cualquier artículo con un solo click, pero ¿la seguridad de tu peque la vas a poner en manos de una web? Pues no, no es ninguna buena idea comprar la silla sin asesoramiento, sin prueba previa y sin que te ayuden a instalarla la primera vez.

Como siempre decimos en Seguridad Vial en Familia, a la hora de adquirir un sistema de retención infantil acude a un centro especializado , donde aparte del Protocolo API , te harán revisiones de instalación, te solucionarán dudas que puedan ir surgiendo a medida que van creciendo los peques, ect… Se antoja aún más necesario si la adquisición va a ser un  sistema de seguridad  de espaldas a la marcha, ya que este va a ser utilizado como mínimo los 4 primeros años de vida de nuestro peque, la etapa en que su cuerpo es más frágil y por consiguiente, está más expuesto a sufrir lesiones en caso de tener un siniestro vial si no hace uso del SRI adecuado.

La función y  del Asesor especializado en sistemas de retención infantil es cada día mas demandada por las familias que quieren la mayor seguridad para sus hijos. Como nos dice María Arenzana, gerente del centro Especializado “Amatriuska”, no debemos adquirir el sistema de retención infantil por internet ya que “sin probar la silla previamente en el coche es difícil acertar y en la inmensa mayoría de los casos nos encontramos con problemas de posición de bebé que hay que corregir por riesgo de asfixia postural, presión abdominal que causa vómitos, llanto…ect…”

Además, comprando de forma online, según María, “perjudica directamente al pequeño comercio, la base de la economía. Y en consecuencia, se pierde el trato directo tan imprescindible en estos casos para el servicio postventa, revisiones de la instalación de la silla, etc…”

Sin asesoría previa y sin prueba de instalación, pues llegamos a encontrar que las sillas ya son vendidas de forma online (y a veces de manera presencial, por desgracia) hasta por grandes comercios que lo mismo te venden una sartén, un litro de leche o una silla de seguridad, como tan bien dejó plasmada en esta ilustración "Mamadibuja"

mama-dibuja

O lo que es peor aún, que Asociaciones que dicen velar por la seguridad vial infantil o algunas marcas de sistemas de retención infantil promuevan la venta on-line, con el grave riesgo de seguridad que eso produce.

Y es que como nos dice María, que es miembro de la Asociación Nacional A Contra Marcha Salva Vidas, la compra presencial unida a que “el Asesor tenga una formación  sobre física y biomecánica del cuerpo humano para poder ofrecer un servicio coherente con la divulgación sobre seguridad que ofrecemos, junto a un discurso fundamentado y contrastado y se disponga  de argumentos científicos irrebatibles ante las excusas o argumentos laxos,  es fundamental…”

En las charlas y talleres que impartimos desde Seguridad Vial en Familia siempre recordamos que el único artículo de puericultura que está obligado  a utilizar nuestro peque  hasta que midan 135 cms es el sistema de retención infantil. Esto viene recogido en el artículo 117 del Reglamento General de Circulación o en el artículo 47 de la Ley de Seguridad Vial. Ninguna ley o reglamento nos obliga a comprar una cuna, un carro o una mochila de porteo. Solamente estamos obligados a llevar a nuestros hijos en un sistema de retención infantil hasta los 135 cms. Y como siempre digo, más que un artículo de puericultura, es un ARTICULO DE SEGURIDAD. Y es por ello, que debería ser adquirido en un centro Especializado.

Como nos recuerda María Arenaza, que forma parte de la tribu de Criar con Sentido Común ,  la compra online de un artículo de seguridad puede derivar en problemas tales como “…Que el producto no es lo que esperabas. Que no has recibido la información básica sobre seguridad y la que me parece más importante, que no hay un servicio de prueba, instalación y postventa. Quien resulta final y directamente  perjudicado es siempre el  peque.”

Recuerda acudir siempre a un centro especializado para adquirir tu sistema de retención infantil.

Su seguridad está en tus manos.

Tu privacidad es importante para nosotros

Al utilizar nuestro sitio web, consiente que utilicemos las cookies de acuerdo con nuestra Política de cookies